MUERDE MUERTOS es una editorial de autores contemporáneos, abocados a la literatura fantástica, el terror, lo erótico y aquellas obras que apuestan a estimular la imaginación.

“Enigmas de sangre” en Evaristo Cultural

Reseña de Enigmas de sangre. Summa del policial de enigma al policial negro argentinos. Por Alejandro Saloni para Evaristo Cultural, revista de Biblioteca Nacional

En Enigmas de sangre, Pablo Gaiano, compilador de la antología, propone un recorrido por la literatura policial, explorando una tesis formulada por Rodolfo Walsh en la década del 50, que vio la luz en el diario La Nación y llevó el nombre de “Los 500 años de la literatura policial”. El camino planteado tendría sus raíces en los crímenes bíblicos, pasando por la feroz antigua Roma, hasta llegar a Poe y Conan Doyle, con vertientes, así mismo, en Don Quijote y ciertos relatos medievales.
De esta idea, Gaiano ahonda en la literatura rioplatense en busca de ciertos textos que podrían considerarse como proto-policiales. Se proponen ciertos vestigios del policial en obras como Martín Fierro, La huella del crimen, en los que se hace hincapié en la lucha de las instituciones políticas, rasgos que también podrían encontrarse ya en la época que Argentina formaba parte del Virreinato. A su vez se remarca cómo esos condimentos florecieron, desde el policial de enigma al policial negro, tan en boga este último lustro.
La antología se divide en dos partes:
La primera son textos contemporáneos que abarcan desde el género negro al policial de enigma. Encontramos obras de Ernesto Mallo, del propio Gaiano y de José Garber en la categoría negra. En el apartado de enigma, las historias a cargo de Norma Lencina, Efe Vogelius, Goga Pizarro y Rosa Kratz priorizan relatos donde los protagonistas son policías tratando de detener los crímenes de asesinos en serie, y con ellos, sus obsesiones.
La segunda parte, conformada por los ya mencionados proto-policiales, nos encontramos con textos de Horacio Quiroga, Rodolfo Walsh, Eduardo Ladislao Holmberg, Raúl Waleis, Eduardo Gutiérrez, José Hernández y, como si eso no fuera nada, Domingo Faustino Sarmiento.
Con Enigmas de sangre, Editorial Muerde Muertos establece un recorrido particular por la evolución del género. Es de destacar que este primer acercamiento, mencionado en el prólogo, a la estructura del género negro fue revisado y corregido por Walsh con posterioridad, pero siempre es interesante recordar los caminos históricos recorridos por la palabra autorizada.