MUERDE MUERTOS es una editorial de autores contemporáneos, abocados a la literatura fantástica, el terror, lo erótico y aquellas obras que apuestan a estimular la imaginación.

“Tormenta negra” de David Zadu

David Zadu presentó el libro de cuentos Tormenta negra (Ayarmanot, 2017), el jueves 24 de agosto de 2017, en el Espacio Enjambre (Francisco Acuña de Figueroa Nº 1656, CABA). En la ocasión estuvo acompañado por la editora Laura Ponce y el escritor Pablo Martínez Burkett, con quienes habló de sus relatos de ciencia ficción clásica, con resonancias a Sábados de Cine de Súper Acción.

MORIR EN MEDIO DE UN SUEÑO AGRADABLE

Por Gustavo Nielsen

La ciencia ficción y el terror son los únicos géneros que vienen con lectores incondicionales. De esos que leen todo. Desde Asimov, Gardini, Dick, Gorodischer, Huxley, Bradbury, Bioy Casares, Verne, Le Guin hasta la más berreta de las novelas tamaño catecismo que andaban por los kioscos cuando yo era chico. Lo sé porque las compraba. También había de guerra, de amor, de cowboys, pero yo solamente me desesperaba por las que venían con naves extraterrestres o monstruos en la tapa. No me puedo imaginar quién compraba las otras.
Adivino también estas lecturas fanáticas y desprolijas en mi colega David Zadu. Sus historias me hicieron acordar a lo más fino de los cuentos de mi juventud, y también al temblor desquiciado de esas páginas marrones de pulpa de papel. A “Crónicas marcianas” y a “El monstruo del planeta rojo”.
Los protagonistas de las historias de Zadu se asombran por descubrir cómo se vivía en el pasado en libros, postales y obras de teatro de antes, mientras mantienen discusiones filosóficas en un ambiente de comida sintética y sexo grupal. Viven en micro ciudades como las diseñadas para el futuro por los anarquistas; tienen a veces el tono triste del Capitán Beto, perdidos en territorios remotos y desérticos, extrañando a sus amigos de Buenos Aires. Llegan a planetas dominados por distopías horrendas o a paradisíacos lagos repletos de flores cuánticas; esquivan traiciones, se enamoran, pueblan y regresan. Van por el espacio exterior con los miedos y las precauciones puestas. Piensan: “morir en medio de un sueño agradable es mi fantasía preferida”.
El arquitecto Zadu ha escrito un libro de cuentos que casi se lee como novela, y que se habita como un mundo nuevo.