MUERDE MUERTOS es una editorial de autores contemporáneos, abocados a la literatura fantástica, el terror, lo erótico y aquellas obras que apuestan a estimular la imaginación.

La brevedad como arte en “Mondo cane”

Por Fernando Morote, publicado en Periódico Irreverentes (*)

No es el género lo que cautiva sino el autor que lo maneja. El argentino Pablo Martínez Burkett vuelve a deslumbrar con su agudeza y precisión narrativas en las 135 páginas de “Mondo cane”, una compilación de 60 microrrelatos publicados recientemente bajo el sello de Editorial Muerde Muertos.
Contar una historia redonda desarrollando un formato híper breve constituye un auténtico desafío: requiere una destreza particular y demanda un raro talento; habilidades que descubrí en él leyendo sus dos anteriores libros (“Forjador de penumbras”, 2011, y “Los ojos de la divinidad”, 2013). El perro mundo en que vivimos es transformado a través de su mirada en un espacio de convivencia armoniosa que, observando los movimientos del pasado, inspira esperanza en el futuro.
“Mondo cane” sacude al lector con una variedad de sensaciones que transitan desde la inseguridad y la incertidumbre hasta el humor y el deseo. Los epígrafes que preceden cada texto marcan el tono y crean el ambiente propicios para embarcarse en la aventura de experimentar lo inefable. Las tramas elaboradas en menos de 40 líneas encierran, en el fondo, la elevada aspiración por un mundo mejor para los habitantes de nuestro atribulado planeta.
La estética en la diagramación del libro, así como el orden de los cuentos, el vértigo de su ritmo, tienen el poder de envolver, ilustrar y divertir.
La obra de Martínez Burkett se está convirtiendo gradualmente en su país en un referente importante para escritores jóvenes que exploran lo fantástico, el terror y la ciencia ficción. En “Mondo cane”, además del placer de la lectura, encontrarán un magnífico ejemplo —una guía— de cómo aprovechar los recursos literarios para atrapar a quienes se acercan a este universo.
(*) Lunes 17 de octubre de 2016