MUERDE MUERTOS es una editorial de autores contemporáneos, abocados a la literatura fantástica, el terror, lo erótico y aquellas obras que apuestan a estimular la imaginación.

Pablo Martínez Burkett habla de “Mondo cane”

Entrevista de Fernando Veglia para Periódicos Irreverentes. 8 de agosto de 2016. Mondo cane (Muerde Muertos, 2016) es el tercer libro de cuentos del escritor argentino Pablo Martínez Burkett. Son relatos que fueron publicados durante 10 años en la revista miNatura. Son cuentos fantásticos, de terror y ciencia ficción oscura. Con prólogo de Ricardo Acevedo Esplugas, el director de la revista miNatura, tiene arte de tapa de Mica Hernández, fotos de Mai Albamonte Pizarro y las palabras en la contratapa a cargo de los escritores Juan José Burzi y Laura Ponce.
Pablo Martínez Burkett (Foto: Mai Albamonte Pizarro).
P: ¿Cómo surge Mondo cane?
R: Es una compilación de 60 relatos cortitos que fui publicando en la revista miNatura durante los últimos (casi) 10 años. Todo empezó cuando me presenté al I Concurso de Mini Cuentos La Gran Calabaza 2007 y salí finalista (el cuento se llama “Sospechas baldías” y por supuesto aparece en Mondo cane). Como parte del premio estaba la publicación en miNatura, revista bimestral especializada en el cuento breve del género fantástico, la ciencia ficción y el terror y una de las más importantes en lengua hispana. Luego de aquella primera publicación, Ricardo Acevedo Esplugas, el director de la revista, me invitó a seguir colaborando. Me gustó tanto la propuesta que me hice la promesa de aparecer en todas las ediciones (algo que estimo haber cumplido casi con asistencia perfecta). En este sentido, la revista miNatura ha sido una suerte de alcancía. Después con el editor José María Marcos rompimos el chanchito y seleccionamos los relatos.
P: ¿A qué género literario pertenece? ¿A qué lector apunta?
R: Son cuentos fantásticos, de terror y ciencia ficción oscura, relatos muy a la manera de las weird tales. Tienen mucho de folletín, de película de clase B, de felicidad en los cines de barrio a la hora de la siesta. Pero como también soy un profesor, me gusta servirme de un lenguaje refinado y conciso. Mondo cane es una invitación a transitar por situaciones donde lo cotidiano se vuelve extraño, anómalo o simplemente terrorífico. Una montaña rusa de emociones. Así que está destinado a los que gusten del género pero también a los que tengan ganas de disputar los conceptos de lo real, lo simbólico y lo imaginario. Pretendo que sea un libro tanto por un chico de 15 años como alguien que curse su tercera juventud (digamos, arriba de los 75).
P: ¿A qué se debe el título?
R: Mondo cane es el nombre de uno de los relatos que, a su vez, evoca una película semidocumental realizada en 1962 por unos italianos bastante estrafalarios. Es una película que aún hoy resulta ardua porque exhibe toda clase de perversidades, conductas brutales y actos de violencia bestial. Que en definitiva es mi entendimiento del género humano y del mundo que les dejaremos a nuestros hijos (basta repasar la tapa de cualquier diario). En la Argentina estamos muy influenciados por la inmigración italiana así que la percepción del título es intuitiva. En un español más castizo diríamos “Qué perra vida”.
P: Mondo cane es su tercer libro, ¿qué diferencias y semejanzas encontrará el lector respecto de Forjador de penumbras y Los ojos de la divinidad?
R: Una de las diferencias fundamentales está en la extensión. En los libros anteriores se alternaban relatos más o menos extensos con relatos cortos. En Mondo cane las historias no exceden de la página y media. Esta circunstancia viene dada por los preceptivos 25 renglones que impone la revista miNatura. A su vez, Forjador de penumbras y Los ojos de la divinidad han sido etiquetados como pertenecientes al llamado fantástico rioplatense. En Mondo cane hay algún que otro relato fantástico pero mayormente explora la cuerda del terror, aún en los cuentos fantásticos o los de ciencia ficción que siempre plantea situaciones aterradoras. Eso por el lado de las diferencias. Y en cuanto a las semejanzas, creo que este nuevo libro expone como ningún otro el catálogo de todas mis obsesiones: Señores de la Guerra de la antigua China, monjes medievales entregados a la hechicería, horror sobrenatural, inmortales hartos de sus infinitas vidas, asesinos seriales, chalados a repetición, escritores torturados zombies y vampiros concelebrando un carnaval sangriento, demonios que hostigan a su exorcistas, libros prohibidos y sacrílegos, muertos obstinados en vivir, carniceros nazis con inclinaciones esotéricas, colonizadores espaciales, inquisidores de ferocidad inaudita, viajeros cuánticos, hijos bastardos de Lovecraft, científicos locos, en fin, todas esos simpáticos energúmenos que habitan en mí y que ya estaban presentes en los anteriores.
P: ¿Qué editorial lo publica?
R: Mondo cane está publicado por la editorial Muerde Muertos, de los hermanos José María y Carlos Marcos. Es un sello de autores contemporáneos, abocados a la literatura fantástica, el terror, lo erótico y aquellas obras que apuestan a estimular la imaginación. Con esfuerzo, profesionalismo y mucha dedicación los Muerde Muertos se han ganado su prestigio a partir de un sólido catálogo y una cuidada edición. Ellos también me publicaron Los ojos de la divinidad así que estoy más que feliz. Somos una gran familia.
P: ¿Dónde y cuándo será la presentación?
R: La primera es el próximo mes de septiembre, en la 4° Feria del Libro de Villa Mercedes (San Luis, Argentina). Después vendrá la presentación en Buenos Aires (estamos buscando hacer algo diferente al habitual intercambio de discursos laudatorios) y estamos armando una gira de presentación por Hispanoamérica y, si sale, por España. Ya veremos.
P: Por último, ¿qué significa para usted el terror?
R: Freud postuló que la razón no es más que la última capa evolutiva de la conciencia y que bajo el imperio de la razón es audible el cuchicheo de horrores sin nombre. Que es otra manera de formular lo que ya decía Lovecraft en cuanto a que el miedo es una de las emociones más antiguas y poderosas de la humanidad. Bajo estas premisas, me gusta escribir terror porque aspiro a rescatar ese terror de los primeros padres que, solos en la caverna, se contaban historias para obtener el salvoconducto que les permitiera transitar por el reino de lo oscuro, ese reino plagado de abominables acechanzas, dientes feroces e impiadosa furia.

DICEN DE “MONDO CANE”

Mondo cane es un libro sobre obsesiones. Los personajes de Burkett se enfrentan a poderes que los superan, y muchas veces están más allá de su comprensión. Estos cuentos transcurren en la Luna, en China, en Tierras Artúricas, en el lago Nahuel Huapi o en el subte de Buenos Aires; hablan de tiranías, conspiraciones, inteligencias artificiales, extraños experimentos y máquinas del tiempo ocultas en los lugares más insospechados, pero sobre todo hablan de un modo singular de cuestionar la realidad y de la importancia de luchar por aquello en lo que creemos. Laura Ponce
.
Los sesenta mundos que nos presenta Pablo Martínez Burkett son pequeños e inmensos. Pequeños en su geografía: la mayoría no supera las dos carillas; inmensos en su contenido: en esos relatos se hace presente desde la más remota antigüedad hasta el futuro más inalcanzable. Y en el medio de eso hay sangre, mundos imaginarios, leyendas chinas milenarias, sagas nórdicas, actualidad, humor… A simple vista parece un libro de géneros (terror, ciencia ficción y fantástico), pero puedo asegurar que estas ficciones exceden un mero encasillamiento. Es un libro de literatura a secas, con elementos tomados de la cultura popular, de la historia, de la imaginación. Escritos con un estilo compacto y a la vez trabajado, Mondo cane se suma a una tradición de ficciones breves, con la ventaja de que Burkett no busca sorprender en una línea final ni abusa de un ingenio rebuscado y artificioso. Son relatos breves que a veces se cierran en sí mismos y que a veces quedan expandiéndose en la imaginación del lector. Y que nunca, pero nunca, defraudan en su lectura. Juan José Burzi

Pablo Martínez Burkett nació en 1965 en Santa Fe (Argentina). Es abogado (Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe) y Magíster en Derecho Empresario (Universidad Austral, Buenos Aires). Tiene estudios de postgrado en la Universidad de Navarra (España), la Universidad Adolfo Ibáñez (Santiago de Chile) y la Louisiana State University (Estados Unidos). Enseña en la Universidad Austral. Es autor de los libros de relatos Forjador de penumbras (Galmort, 2011, y Eriginal Books, 2014), Los ojos de la divinidad (Muerde Muertos, 2013) y su flamante Mondo cane (Muerde Muertos, 2016). Escribe para revistas del país y el extranjero y ha participado en diez antologías. Ha escrito ensayos cervantinos para diversas universidades y las Jornadas Cervantinas Internacionales de Azul. Ha recibido premios en una docena de concursos literarios e integra el comité de redacción de Axxón. Algunas de sus narraciones han sido traducidas al inglés, francés, portugués, italiano y rumano.