MUERDE MUERTOS es una editorial de autores contemporáneos, abocados a la literatura fantástica, el terror, lo erótico y aquellas obras que apuestan a estimular la imaginación.

Comenzó la temporada de arbolitos

Se presentó el libro de cuentos Árboles de tronco rojo, de Marcelo Guerrieri, con comentarios de Gaby Cabezón Cámara, Selva Almada, Nicolás Correa y José María Marcos.
Gaby Cabezón Cámara, Selva Almada, Marcelo Guerrieri, José María
Marcos y Nicolás Correa. Casa de la Lectura (Lavalleja 924).
Jueves 1º de noviembre de 2012. Foto: Mica Hernández.
Se presentó el libro de cuentos Árboles de tronco rojo, de Marcelo Guerrieri, en la Casa de la Lectura (Lavalleja 924, ciudad autónoma de Buenos Aires), el jueves 1 de noviembre de 2012, con Gaby Cabezón Cámara, Selva Almada, Nicolás Correa y José María Marcos. “Para Muerde Muertos éste es el último acto oficial del 2012, que ha sido muy importante, pues hemos podido mostrar lo que hacemos en muchos espacios, entre ellos el Festival Azabache de Literatura Negra y Policial, la Feria del Libro de Buenos Aires (Zona Futuro), Feria del Libro de Balcarce, distintos ciclos de lectura, comenzamos a distribuir nuestros libros a través de Galerna, y esta semana, fuimos parte del Buenos Aires Rojo Sangre. Para aquellos que no nos conocen, nuestra editorial se aboca a la literatura fantástica, terror, erótica y afines, y en ese ‘afines’ es donde ingresa este libro que estamos presentando hoy, y que nos enorgullece que forme parte de nuestro catálogo. Es un volumen de cuentos que se mueve en distintos registros, en ciertas fronteras difusas, que es lo que le gusta trabajar a Marcelo Guerrieri”, expresó el editor José María Marcos en el inicio de la presentación. Luego, hablaron Selva Almada, Nicolás Correa y Gaby Cabezón Cámara. En el cierre, el autor Marcelo Guerrieri destacó los procesos de creación y de edición “que combinan lo lúdico con ciertas reglas. Sin el juego, la literatura no tendría sentido y podría volverse una jaula en vez de una nave, como comentó Gaby Cabezón Cámara. Esa es mi manera de trabajar y creo que es coincidente con Muerde Muertos y con los que formamos esta la mesa: colegas con quienes nos cruzamos desde hace años, compartimos lecturas, eventos, presentaciones y la misma pasión por la literatura”. Asimismo, Marcelo agradeció a “quienes me apoyan desde toda la vida, mi familia y a mis amigos de Lomas de Zamora, la gente de Antropología, alumnos de talleres, la Casa de la Lectura que permitió esta presentación y todos aquellos que me han acompañado esta tarde”. Durante el ingreso, la editorial invitó a los presentes a escribir frases relacionadas con los árboles de tronco rojo, que dio lugar a un cadáver exquisito que aquí publicamos íntegro.
Guerrieri junto a colegas y amigos. Foto: Mica Hernández.